verifactu
Qué es la normativa Verfi*factu y cómo te afecta como empresa

VeriFactu: Qué es y cómo afecta a las empresas

La lucha contra el fraude fiscal es uno de los retos más complejos a los que debe hacer frente cualquier gobierno. Por ello, tanto a nivel de la Unión Europea como a nivel nacional, se está trabajando para implementar una estrategia global apoyada en una legislación sólida, que facilite este objetivo.

España ha puesto en marcha un sistema de emisión de facturas certificadas con el fin de tener un mayor control tributario y proteger a empresas y consumidores finales. Este sistema, conocido como VeriFactu, está homologado por la Agencia Tributaria y, en un futuro no lejano, deberá ser utilizado por todas las empresas españolas.

En este artículo te explicamos VeriFactu qué es,  los objetivos, requisitos y cómo afecta a las empresas.

 

¿Qué es VeriFactu?

Para garantizar que las empresas cumplen con la legislación sobre facturas promulgada de la Ley Antifraude, se ha ideado un sistema de emisión de facturas verificables. Este sistema, certificado por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), permite remitir sistemáticamente las facturas a Hacienda vía electrónica.

Las facturas VeriFactu están basadas en el Suministro Inmediato de Información de la AEAT (SII). El software de facturación utilizado debe cumplir ciertas normas y certificaciones establecidas en la citada ley de facturas antifraude. Entre ellas, la implantación de tecnología segura, la encriptación de datos y la protección de firma electrónica.

Además, las facturas deben generarse en un formato específico para poder enviarlas a través del sistema SII de la Agencia Tributaria para su aprobación. Esto garantiza que los documentos son auténticos y que pueden ser comprobados en cualquier momento.

El objetivo principal de estos registros de facturación instantáneos es garantizar la autenticidad de las facturas y asegurar su trazabilidad e inalterabilidad.

 

¿Qué relación tiene la Ley Antifraude con VeriFactu?

Promulgada en julio de 2021, la Ley Antifraude de España busca prevenir, detectar y sancionar el fraude fiscal, adaptándose constantemente para combatir la evasión de impuestos. Entre sus medidas destacadas, se encuentra la restricción de los pagos en efectivo en transacciones comerciales para disminuir la economía sumergida y aumentar la trazabilidad financiera.

Veri*factu es un sistema diseñado para mejorar el seguimiento de los pagos y prevenir el fraude fiscal. Forma parte de la Ley Antifraude, pero es importante tener en cuenta que cumplir con VeriFactu no significa estar en plena conformidad con toda la Ley Antifraude.

 

¿Cómo afecta VeriFactu a las empresas, pymes y autónomos?

Para cumplir con VeriFactu, las empresas deberán no solo incluir información específica y exigida por ley en sus facturas, sino también implementar un sistema que envíe automática e instantáneamente la información de cada factura a la AEAT en el momento de su emisión.

Esto obliga a que las empresas lleven un registro digital de todas las facturas expedidas y además tener una conexión directa con la AEAT.

Si se utilizan programas de facturación o software TPV, estos deben garantizar el cumplimiento de la normativa. Una vez que lo cumplan tendrán que emitir una declaración responsable sobre su sistema donde indique que cumple con las exigencias de la normativa VeriFactu.

 

¿Qué empresas están obligadas?

Todas las empresas y autónomos que emitan facturas con medios electrónicos deberán utilizar VeriFactu. Salvo aquellas empresas que están obligadas al SII (Suministro Inmediato de Información).

En cambio, la remisión de facturas a la Agencia Tributaria será voluntaria, por tanto, es el contribuyente quien decide si se acoge a esta vía. Eso sí, en caso de decantarse por esta opción, deberá mantenerla hasta final de año y se renovará automáticamente salvo renuncia expresa.


¿Cuándo entra en vigor el sistema VeriFactu?

A falta de confirmación definitiva, se prevé que sea obligatorio contar con un software antifraude a partir de junio de 2024.

Pero al ser un tema complejo técnicamente se ha establecido una serie de plazos para que empresas de software TPV, de facturación, distribuidores, empresarios y autónomos puedan implementar todo lo necesario para cumplir con las exigencias de Veri*factu.
Concretamente:

  • Software TPV y programas de facturación deben implementar las medidas en un plazo máximo de nueve meses desde la entrada en vigor de la Orden Ministerial
  • Los obligados tributarios (empresas, empresarios y autónomos) deben tenerlo implementado en sus negocios antes del 1 de julio de 2025

 

¿Cuáles son las sanciones por no cumplir la normativa?

Las sanciones están establecidas por la Ley Antifraude. Se dividen en los siguientes rangos:

Usuario: 50.000€ por año de incumplimiento
Desarrolladores y distribuidores: 150.000€ por año en que se hayan realizado ventas y por cada tipo de sistema informático objeto de la infracción.


En Glop cumplimos con la Ley Antifraude

En Glop apostamos siempre por mantenernos actualizados, por eso nuestro software TPV ya está homologado para la nueva ley Antifraude y TicketBAI. Actualmente estamos trabajando para implementar las nuevas medidas exigidas por VeriFactu para que nuestros más de 16.000 clientes estén tranquilos sabiendo que cumplen con la normativa y que no serán sancionados por esta norma.

 

Prueba Glop GRATIS

Solicita una demostración gratuita para conocer a fondo cómo nuestro software TPV puede ayudarte a gestionar todo tu negocio desde una única herramienta.
El software TPV de Glop se adapta a diferentes negocios como restauración, moda, jugueterías, zapaterías, comercios, servicios wellness, entre otros.

boton glop - Glop Software TPV

Volver arriba
Contacta con Ventas Contacta con Ventas