ejemplos de fidelización de clientes

La fidelización de clientes se ha convertido en una estrategia principal en comercios y establecimientos de hostelería para conseguir que cada cliente se mantenga junto a nosotros el máximo tiempo posible. Aunque es un concepto que está constantemente en cambio, pues los clientes son cada vez más exigentes y la competencia más feroz.

A pesar de los cambios la esencia es (o debería ser) siempre la misma: ofrecer un trato personalizado en todos los aspectos posibles e intentar que la relación junto a nosotros sea lo más fiel y duradera posible.

Podríamos pensar simplemente en bajar los precios para competir con los demás comercios, pero no sería una solución real. Si bajas tus precios demasiado quizás atraerás nuevos clientes, pero nada te asegura mantenerlos junto a ti, además estás mostrando que tu producto no tenía el valor inicial. Por tanto tienes que trabajar en una estrategia que haga que tu cliente quiera estar junto a ti, hacer que te siga escogiendo frente a la multitud (cada vez mayor) de negocios que se dedican a lo mismo que tú.

fidelización de clientes

Si no tienes mucha idea de cómo empezar con la fidelización de clientes, en este post te proponemos 5 acciones muy básicas que pueden inspirarte y que ya están utilizando multitud de negocios.

1. Personalización de documentos

Los tickets y facturas son un documento con muchas posibilidades, pues el cliente va a recibirlo y tenerlo en la mano con seguridad. Aprovecha estos papeles para dejar mensajes personalizados y «humaniza» tus documentos. Es una tarea muy sencilla en la que puedes impregnar la personalidad de tu negocio y que sacará una sonrisa a tus clientes: dales los buenos días, facilítales un consejo o simplemente envíales un mensaje positivo.

(Puedes leer aquí un post en el que hablamos sobre Cómo personalizar documentos en Glop).

2. Club de clientes

Nos gusta formar parte de grupos con gente con la que compartimos algún tipo de interés o rasgo, y gran muestra de ello es el éxito de las redes sociales.

¿Por qué no crear un «club» para nuestros clientes? Es una buen forma de crear un vínculo mayor con ellos, y premiar a aquellos que llevan más tiempo o gastan más dinero con nosotros ofreciéndoles información adicional, consejos u otros incentivos.

Además, un buen soporte para esta acción son las tarjetas VIP con las que aportamos descuentos, regalos y muchas otras acciones.

club de clientes

3. Pequeños detalles con las compras

Se lleva haciendo mucho tiempo, sobretodo en hostelería donde siempre se ha regalado algún tipo de producto promocional en algunas ocasiones, pero sigue siendo algo que el cliente agradece. Tener un pequeño detalle en fechas especiales como Navidades puede decir mucho de tu negocio.

El éxito está en la originalidad: busca qué es lo que diferencia a tu negocio y utilízalo para ofrecer algo muy tuyo a tus clientes.

4. Mención en ocasiones especiales

Los pequeños detalles importan, creo que este post lo está dejando claro. Un ejemplo muy sencillo son las felicitaciones  de cumpleaños: a todos nos hace ilusión que nos recuerden en «nuestro día», y si tienes posibilidad y todavía no lo estás haciendo, empieza con tus clientes y verás como el feedback es muy positivo.

(Si además acompañas esto de un pequeño descuento o regalo, puedes multiplicar el resultado).

5. Emplea tus redes sociales

Son las grandes aliadas de los negocios locales. Aunque es difícil conseguir grandes perfiles con miles de seguidores en negocios pequeños o locales, esto precisamente te asegura que tus seguidores son clientes o posibles clientes próximos a ti.

Aprovecha las redes sociales para crear un pequeño club (como el que hablábamos antes) de gente con los que compartes intereses. Publica aquello que les interese y con lo que recibas mejor feedback y, por supuesto, aprovecha las redes para fidelizarlos ofreciéndoles incentivos.

La clave de la fidelización está en encontrar aquellas acciones que mejor llegan a tus clientes, y ser muy creativo en el modo de presentarlas.

 

Scroll to top